NI-EVA EN INVIERNO

NIEVA ni Adán hicieron las cosas bien.

Ella, por utilizar la seducción, su cuerpo… pero escondiendo detrás a la serpiente con su veneno.

Él por débil, por no saber estar solo en el Paraíso y haberle pedido a Dios una compañera para sus placeres egoístas, y por no ver la que se le venía: expulsión del Edén, quedarse en la «calle», perder la inmortalidad, conocer la enfermedad y luego la esclavitud.

Todo esto sucedió (dicen) hace unos 20 mil años y parece que nos gusta repetir.

¡Man-zana, corpore sano! (me falta la segunda parte de la historia bíblica: cuando Adán se engancha con su amante Lilith, robadora de bebés que se negaba a tener relaciones con él si no era ella colocándose encima.
Ya estaba todo explicado entonces: egoísmo, machismo, violencia de género, pseudo-feminismo, hijos utilizados como moneda de cambio y un ser superior que todo lo crea, que todo lo juzga, castigando al hombre con el destierro o al entierro: ¡en – ti – erro!
Realmente, no hace falta ser creyente para leer estos textos y darnos cuenta.

¿Y ahora qué? ¡a pasar frío porque «nieva»!

Guillermo Cazenave

Guillermo Cazenave

Compositor, Productor, Escritor & Conferenciante

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp