MAKE MUSIC… NOT WAR!


El pensador Jiddu Krishnamurti decía que la guerra entre países era la ampliación a nuestra pequeñas y miserables guerras individuales y que cuando un país atacaba o invadía a otro y había muerte, desolación, sufrimiento y éxodo, era lo mismo que cuando a una persona se la atacaba, se la expulsaba de su hábitat y debía optar por enfrentarse o irse.

Sin ninguna duda la sensación es muy similar. Las bombas, la sangre y las heridas de guerra son tremendas.
Pero las heridas emocionales (y también físicas) de la barbarie de un ataque individual o personal, dejan igualmente huellas graves.
Y, como siempre, suelen ser los más pacíficos e inocentes (niños, personas mayores, ancianos, etc.) quienes más padecen la bestialidad de quienes creyéndose más fuertes no dudan en ejercer la violencia para lograr sus objetivos.
Como músico y persona de paz que alguna vez padeció violencia injustificada, siempre apostaré por la paz.
Y como músico especializado en relajación, vegetariano y yóguico, prefiero perder, al enfrentamiento y a la violencia.

Prefiero largarme a tomar un fusil. Y a renunciar a todo lo material pero sí, y sin dudarlo, intentar salvar a los seres más queridos de cualquier clase de ataque.
Y supongo que muchísimas personas en el mundo coincidirán conmigo.

La guerra siempre acaba en paz.
Entonces nada mejor que evitarla desde un comienzo.
Y si la otra parte tirara cañonazos, pues dejarla que continúe y crea que ha triunfado hasta que algún día tome consciencia de lo que es la violencia y sus consecuencias. No se puede hacer otra cosa.

Lao-Tse y Sun Tuz dijeron hace siglos…

Guillermo Cazenave

Guillermo Cazenave

Compositor, Productor, Escritor & Conferenciante

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp