COMARCA CATALANA DE PATRIOTA ARGENTINO Y REENCUENTRO CON EX

En L’Anoia, comarca catalana cercana al monasterio de Montserrat, nació a mediados de 1700 Jaume Nadal Guarda, un comerciante catalán que emigró a Buenos Aires junto a su hermano Joan y que tuvo una importante intervención en la defensa de la ciudad en la que nací, cuando Inglaterra quiso invadirla para seguramente hacer de la Argentina otra futura Australia en el hemisferio sur.

Jaume Nadal participó en los principales actos de la independencia argentina, del Primer Cabildo Abierto que allí tuviera lugar en el año 1810, siendo además Primer Comandante del ejército catalán que defendió Buenos Aires ante una de las dos invasiones británicas que intentaron tomar la ciudad.
Nadal vivió en la provincia de Salta y luego en el barrio porteño de Monserrat, donde llegaron a residir alrededor de diez mil catalanes, quienes durante casi 60 años (y sin saberlo) hicieron que el segundo idioma más hablado de Buenos Aires entre 1850 y 1910 fuese el catalán.
En aquel barrio, en la calle Virrey Cevallos, nací yo, y mi colegio, en el que cursé toda la primaria y parte de la secundaria, también estaba situado en dicho barrio.

Y actualmente, aunque resida la mayor parte del año en el sur de Francia, me hallo muy cerca del lugar que vio nacer a Nadal i Guarda, en el que curiosamente vive, desde no hace mucho, mi ex pareja más reciente (hago un pequeño inciso para reconocer que ambos seguimos odiándonos con amor, por lo que nuestros reencuentros suelen ser bastante positivos).

Como reflexión final, caminar por estas calles en las que nació Nadal y saber que él participó hace más de 200 años en aquel histórico batallón del Tercio de Miñones, junto a varios catalanes que lucharon por la independencia argentina (Matheu, Larrea -originariamente, Larreu-, Alsina, Lavallol, Bufarrul, Grau, Sabates, Vidal, Busquets, Fontrodona y el autor del himno argentino, Blas Parera), es una sensación extraña.
Nadie recuerda ahora a Nadal. No se lo cita o menciona. Pero viví con gratitud mi reencuentro geográfico y emocional por estas tierras.
Y me siento agradecido por haber nacido en Argentina y por transitar gran parte de mi vida entre regiones maravillosas de lo que hoy es el Vallespir o sur de Francia y el norte de la Cataluña Sud.